Cómo elegir el mejor atornillador eléctrico

No hace falta que seas todo un manitas para que haya tenido que atornillar varias cosas en tu vida, motivo por el que en esa ocasión queremos compartir contigo información sobre cómo elegir el mejor atornillador eléctrico con el fin de que puedas hacer una compra con la que quedes completamente satisfecho.

En realidad, se trata de una herramienta de bricolaje muy común y de uso doméstico e industrial, lo que hace que en el mercado haya una gran cantidad de opciones disponibles. Aunque esto es una gran ventaja, también hace que muchas personas tengan algunos problemas para poder elegir el mejor atornillador eléctrico, motivo por el que en este artículo queremos compartir información útil.

¿Qué tener en cuenta para elegir un atornillador eléctrico?

Si no estás muy seguro sobre como tomar una decisión sobre qué destornillador eléctrico deberías de comprar, te recomendamos que tengas en cuenta los factores que vamos a compartir contigo a continuación:

Peso y dimensiones

Uno de los factores más importantes que debemos de tener en cuenta cuando estemos seleccionando un destornillador eléctrico es que tiene que poderse manejar con facilidad.

Es por eso que algunos de los aspectos más importantes que debemos de tener en cuenta es que debe tener un peso y unas dimensiones cómodas para nosotros. También es muy recomendable que sea inalámbrico para poder manejarlo más fácilmente, aunque esto puede variar de un modelo a otro y dependiendo de lo que quieras gastar.

Atornillador sin cable

Como hemos mencionado anteriormente, el hecho de que sea inalámbrico puede terminar siendo una gran ventaja para un buen número de personas, por lo que sin duda alguna este es un factor muy importante que debemos de tener en cuenta si nos queremos evitar una serie de posibles problemas.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta el tipo de trabajo que estás pensando en realizar y la frecuencia con la que los vas a realizar. En este aspecto, lo más importante es tener en cuenta los lugares en los que realizarás los trabajos. Ya que, si son lugares especialmente complicados, entonces sin duda alguna la falta de cable será una gran ventaja para ti.

Potencia

Como es obvio, la potencia es sin duda alguna una de las características más importantes que debemos de tener en cuenta, sobre todo porque esta se encargará de darle al atornillador la fuerza suficiente para cumplir ciertas tareas, por lo que si la potencia no es la suficiente lo más probable es que no pueda cumplir con su trabajo.

En este caso, más allá de si deseas darle un uso puramente ocasional, si no quieres hacer una mala compra es importante que cuente con un buen motor, ya que, de lo contrario, como hemos mencionado anteriormente, los resultados simplemente no serán los deseados.

La gran mayoría de los productos cuenten con un nivel de torque que puede ir entre los 3 y 3,6 W, en donde, que son los niveles recomendados para que estas herramientas puedan realizar la gran mayoría de tareas de uso domestico que tenemos para ellas.

Velocidad de giro

La velocidad de giro es otro factor importante que debemos de tener muy en cuenta cuando estemos por elegir un atornillador eléctrico, junto a la potencia y fuerza de torque. Esto se debe a que la velocidad se encarga de indicarnos la capacidad de rotación del motor, lo que va directamente de la mano con la efectividad al momento de atornillar o aflojar los tornillos.

En caso de que quieras comprar un atornillador eléctrico un tanto más profesional, entonces te recomendamos elegir un molo que tenga entre 500 y 800 rpm de velocidad. Si será puramente doméstico, entonces 200 rpm puede ser más que suficiente.

Deja un comentario